Etiquetas

, , ,

Como aclaraba en el comentario del 21 de febrero, un cliente que usa servicios PaaS (Platform as a Servicios) ofrecidos por un Proveedor de Servicios Cloud, renuncia a desarrollar y ejecutar sus propias aplicaciones en su propio entorno, y en su lugar lo hace sobre un entorno ajeno al suyo ofrecido por el proveedor del servicio. Es decir, el cliente no gestiona ni controla la infraestructura (ni servidores, ni sistemas operativos, ni almacenamiento, ni ningún tipo de elementos de red o seguridad, etc.) NI EL ENTORNO DE DESARROLLO (la propia plataforma de desarrollo, controlador de versiones, servidor de aplicaciones, etc.), pero sí tiene el control de las aplicaciones desplegadas y de la configuración del entorno de ejecución de las mismas (BB.DD. y otro middelware, aunque esta última parte es una frontera difusa que dependiendo del Provedor de PaaS viene ya dada e impuesta por él, o es libre, o en otros casos solo seleccionable entre ciertas opciones) y la responsabilidad de realizar todos los trabajos de operación y mantenimiento correspondientes a dicho nivel de control.

De lo expuesto se deduce que este tipo de servicios están destinados, fundamentalmente, a los Departamentos TIC de las empresas.

Con diferencia, este tipo de servicios son probablemente los menos desarrollados  y los menos usados en estos momentos; no obstante, a continuación vamos a exponer unas líneas generales para ayudar a discernir cuando puede tener sentido usarlos, y cuando no:

DONDE  PUEDE TENER MÁS SENTIDO:

  • Donde múltiples empresas desarrolladoras trabajen en un mismo proyecto.
  • Donde terceras partes externas necesiten interactuar con los procesos de desarrollo.
  • Desarrollos que quieren sacar ventaja de una fuente de datos ya existente o una lógica de negocio ya desarrollada y que se pretende aprovechar.
  • Desarrollos sobre un entorno de programación que no es el habitual en la empresa, y en el que probablemente nunca se vuelva a trabajar.
Ejemplos comerciales de este tipo de servicios Cloud son: Google App Engine, la plataforma Force.com de SalesForce, los Microsoft Azzure Services, o la empresa Heroku que ofrece distintos entornos de programación y despliegue de software como son: Java, Ruby, Python, Node.js, Clojure, Scala, etc.

DONDE PUEDE NO SER LA MEJOR SOLUCIÓN:

  • Cuando la aplicación necesite ser altamente portable (refiriéndose al sitio donde está alojada).
  • Cuando se necesiten usar lenguajes o enfoques propietarios que incidan en el proceso de desarrollo.
  • Cuando las prestaciones de una aplicación requieran de la customización del hardware o software subyacente desde la misma aplicación.