Etiquetas

, ,

Ya he dicho con anterioridad que, en mi opinión, Cloud Computing es aún un concepto en evolución: su definición, casos de uso, tecnologías subyacentes, características, riesgos y beneficios están siendo y serán aún refinadas en un debate entre proveedores de servicio y la demanda del mercado, tanto en el sector público como en el privado, y en el contexto de la propia evolución de las tecnología que lo habilitan.

En el contexto de la afirmación anterior, el NIST (National Institute of Standards and Technology de EE.UU) ha propuesto una definición que está siendo aceptada mayoritariamente:

“Cloud Computing es un modelo para permitir el acceso adecuado y bajo demanda a un conjunto de recursos de cómputo configurables (p.e. redes, servidores, almacenamiento, apliaciones y servicios) que pueden ser rápidamente provistos y puestos a disposición del cliente con un mínimo esfuerzo de gestión y de interacción con el proveedor del servicio”.

Además, sobre su definición el NIST remarca,  puntualiza y aclara 5 características como esenciales para que un servicio pueda ser considerado como Cloud Computing:

Auto-servicio bajo-demanda: Un cliente puede unilateralmente aprovisionarse de capacidades de cómputo (tales como uso de un servidor, almacenamiento en red, etc.) de acuerdo a sus necesidades, de forma automática y sin precisar de la interacción “humana” con el proveedor del servicio. (Nota: esta característica es probablemente la más ampliamente exigida y demandada para caracterizar al Cloud Computing y distinguirlo de otros paradigmas precedentes).

Recursos comunes: Los “recursos de computo” del proveedor son puestos en común para dar servicio a múltiples clientes usando un modelo “multi-tenancy” (infraestructuras compartidas) con diferentes recursos físicos o virtuales asignados dinámicamente y reasignados de acuerdo a la demanda del cliente. El cliente no tiene control ni conocimiento de la ubicación exacta de los recursos aprovisionados. Ejemplos de “recursos de computo” son: almacenamiento, procesamiento, memoria, ancho de banda de comunicaciones, maquinas virtuales, etc. Nota: como se observa el cómputo (o precesamiento) es solo uno de los tipos de recursos que se comparten (una de loas aspectos en los qeu se diferencia de laa virtualizacion de servidores)

Elasticidad rápida: Las capacidades pueden ser provistas (y liberadas) rápida y elásticamente, y en algunos casos automáticamente, de forma que el cliente tiene la visión de tener acceso a recursos ilimitados que puede comprar en cualquier cantidad y en cualquier momento.

Servicio Medible: El uso de los recursos es monitorizado, controlado y medido al nivel de abstracción apropiado para el tipo de servicio o recurso en cuestión (ancho de banda, procesamiento, almacenamiento, cuentas de usuario, etc.). De esta forma, la información del servicio utilizado es clara tanto por el consumidor como para el proveedor.

Acceso por red (Internet): las capacidades de computo están disponibles en la red y son accesibles mediante mecanismos estándares que promueven su uso por equipos de cliente heterogéneos (equipos de sobre mesa, PDAs, móviles, etc.).